Resumen general de las tierras del crepusculo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Resumen general de las tierras del crepusculo

Mensaje por darkcris el Vie Dic 11, 2015 12:28 am

El otro mundo (otherworld) o conocido por sus habitantes como las tierras crepusculares, es el dominio de las pesadillas, existencias totalmente diferentes a cualquiera del mundo normal, que además de alimentarse de otros seres , también se alimentan de sus emociones negativas, de ahí el nombre de pesadillas, dentro de las criaturas más comunes tanto salvajes como en los ejércitos de este mundo están los bloodmare, parecidos a un armadillo bípedo, de color carmesí o crepuscular, sus garras y mandíbulas son realmente fuertes y el aspecto de su cara puntiaguda lo vuelven aterrador al momento de atacar a sus presas furtivamente, dentro de los ejércitos crepusculares es usado como carne de cañón debido a su naturaleza de enjambre, aunque junto con algunos lugartenientes son capaces de desarrollar habilidades extras.

El símbolo más conocido de humanoides con el que cuenta las tierras crepusculares son los Spherum, una raza de forma espectral, aunque en lo común siempre se les ve como guerreros de gran fuerza, con armaduras negras y solo dejando ver sus ojos fosforescentes, son tanto hábiles para la magia como para la batalla y son generalmente los soldados que usan puestos de tenientes o pertenecen a algún cuerpo especial dentro de las filas crepusculares.
Otra de las criaturas humanoides conocidas son los K’uhm, aunque dichos por ellos mismos, no son realmente nativos del mundo crepuscular, su origen se remonta a humanos que atravesaron la primera y original puerta del crepúsculo en el intento de detener las invasiones crepusculares, luego de tener excito cerrando el portal, quedaron atrapados en estas tierras y con el paso de las generaciones, comenzaron a mutar y transformarse en una raza totalmente diferente de la que eran en antaño, su promedio de vida bordea los 900 años, de piel blanca o morena, poseen un cristal hexagonal purpura en el medio de su frente, además de marcas semi escamosas carmesí o purpura como arañazos entre sus mejillas. No cooperan con los ejércitos crepusculares, debido a sus orígenes, se dedican principalmente a ser nómadas y la caza, pero también poseen asentamientos en algunas partes, entre los frondosos y oscuros bosques o en las flameantes montañas.
Dentro de la jerarquía de este mundo, se rigen 9 señores crepusculares, todos son seres diferentes y únicos, pues no existen más de su especie que ellos, poseen la inmortalidad, son tratados como divinidades debido a su absurdo poder, constantemente están en peleas unos entre otros por diversos motivos que se han perdido por las generaciones, estos 9 señores son quienes mueven las tierras crepusculares, sus guerras, sus economías, sus delimitaciones territoriales, algunos más retorcidos que otros, sus motivos verdaderos son desconocidos, ellos fueron quienes originalmente abrieron la puerta del crepúsculo para invadir otros mundos y expandirse, pero luego de disputas internas y de la intervención del otro mundo fueron derrotados y ahora la mayoría se limita a quedarse en las tierras crepusculares, solo Bael, el señor del fuego, está interesado aun en este mundo que a pesar que ya no es posible a entrar con sus ejércitos a través de la puerta crepuscular original, busca las brechas que aun conectan ambos mundos para enviar agentes para crear una nueva puerta crepuscular del otro lado.

Las tierras crepusculares son adornadas por grandes formaciones rocosas puntiagudas y afiladas, además de retorcidas plantas y hongos gigantes (algunos de ellos fosforescentes), tenebrosos bosques oscuros y montañas flameantes de energías desconocidas, sus cielos siempre son nocturnos, lleno de estrellas y nubes cósmicas, con una luna menguante en lo más alto y con porciones de tierra flotando en algunas partes. Llamarlo por lo tanto un mundo, sería extraño, debido a que se asemeja más a una tierra flotante que navega en el mar del vacío, aunque una tierra muy extensa. En el sur se ve una montaña gigante, la más grande de las tierras y que cubre todo lo extenso de tierra, las leyendas dicen que en ella está la chispa de la imaginación, un artefacto del génesis de los tiempos que es capaz de crear cualquier cosa, tanto armas, seres vivientes salvajes o inteligentes, mundos, galaxias por ejemplo, pero ninguna criatura se atreve a subir aquella montaña debido a que es la morada de los De’ar.
Al norte de las tierras del crepúsculo en paralelo a la gran montaña, se encuentra la puerta del crepúsculo, la original única entrada hacia esta tierra, nadie sabe el origen de esta puerta, salvo los señores crepusculares, quienes la utilizan para poder pasar a otros mundos ya que no son capaces de atravesar las brechas crepusculares que se formaron luego del cierre de la puerta en la primera Invasión Crepuscular, por ello es común ver conflictos por este lugar estratégico entre todos los señores crepusculares y es el punto de mayor movimiento militar, desde la infantería que es usada como carne de cañón, hasta los mismos señores crepusculares, se pueden ver peleando en este campo de batalla eterno.



















Los 9 señores crepusculares.
Aquellos con poder divino, aquellos que son la pesadilla misma de todos los seres vivos, Los 9 señores Crepusculares, los 9 terrores, son quienes rigen a su voluntad todas las tierras del crepúsculo, desde la puerta que abre el brillante cielo nocturno hasta las gigantescas montañas que guardan la chispa de la imaginación. Sus orígenes se remontan al inicio de los tiempos, al génesis mismo, son las primeras criaturas que surgieron de este retorcido mundo y que le dieron forma a través de sus batallas.

El primero de ellos, Bael, quien rige sobre el fuego, el terror del inframundo, rara vez se le ve en su forma verdadera, (los señores crepusculares poseen más de una forma) generalmente es visto como un surgente tornado de magma que se ancla a una negra y puntiaguda armadura, con ojos llameantes y una risa maniática. Su personalidad es explosiva, y un poco intolerante,no acepta el fracaso o en muy pocas ocasiones, la benevolencia solo es conocida para aquellos que le sirven y la piedad no es uno de sus fuertes. Es uno de los señores crepusculares con mayor ejercito dentro de las tierras y también el con más derrotas, a lo largo de los tiempos ha tenido un sinfín de conquistas y un sinfín de invasiones, muchas de las cuales fracasaron, sin embargo esto le ha dado al señor crepuscular la experiencia suficiente para aprender de sus errores previos. No se sabe si realmente le apasiona la guerra y la destrucción, o las derrotas, pero su motivación claramente se relaciona con esto.

El Segundo de ellos, Baldarnes, quien rige sobre el agua, el terror de las mareas, enemigo preferido de Bael, su aspecto se asemeja al de una hidra carmesí de tres cabezas cubierta por una densa y tétrica niebla. Tiene una milenaria rivalidad con Bael y sus ejércitos, pero a diferencia de Bael, quien actúa más directamente, Baldarnes prefiere jugar con las mentes de sus enemigos, siendo sus armas preferidas, el sabotaje, el espionaje entre otros. Como se indicaba anteriormente, su personalidad es muy manipuladora, muchas veces buscara la forma de jugar las palabras a su favor, pero es comprensivo y en raras ocasiones tiene algunas gracias de bondad y misericordia por sus enemigos, su ejército también es amplio, para competir con su archienemigo y por lo que se ve, le apasionan las emociones mortales.

El Tercero de ellos, Seurat, quien rige sobre los relámpagos, el terror de las tormentas, complementa a los dos anteriores en su rivalidad, formando siempre un trio de luchas y conflictos entre Bael y Baldarnes. Su aspecto es volátil, como los rayos que caen en la tormenta, se le puede ver como un luminoso cuerpo que en vez de piernas termina como una cola, con unas extrañas alas que asemejan a tentáculos, y una cabeza semejante a una lagartija. Su dominio siempre se ha mantenido fijo, los desiertos de las tierras del crepúsculo, no posee muchos sirvientes en sus ejércitos, pero mayoritariamente es adorado por los Spherum y tiene un fuerte resentimiento con los K’uhm nómadas que viven en sus tierras. Su personalidad es maniática, sadica e incomprendida, le emociona y le motiva… todo.

El Cuarto de ellos, el terror del vacío, quien rige sobre las estrellas y el espacio, Entropy, es uno de los pocos señores crepusculares quienes no tienen un ejército y no porque sea débil o algún motivo semejante, se debe a que sus siervos tienen otra misión en mente, el conocimiento. Este señor crepuscular (se dice que es mujer…) tiene una forma semejante a Seurat, aunque de colores más plateados lleva unas hombreras con esferas que en su interior emulan remolinos, su cabeza es el de una parábola creciente sin boca, que solo mira atentamente con sus ojos plateados. Y en vez de tentáculos posee una especie de alas de murciélago rotas y blancas, es uno de los más curiosos señores del crepúsculo, con un hambre de conocimiento sin fin, además de ello es benévolo y caritativo siempre y cuando tenga algún interés en quien ayuda. Su dominio son las estrellas, aunque algunas veces entra en conflicto por algún pedazo de tierra, entre ellos el más común, el jardín del anochecer, donde mora la puerta del crepúsculo, siempre se mofa de las peleas entre Bael, Baldarnes y Seurat, aunque siempre expectante, lo que más le motiva es el conocimiento y por lo tanto espera con ansias cuando la puerta del crepúsculo vuelva a abrirse.

El Quinto señor del crepúsculo, Azotadh, quien domina sobre la naturaleza, el terror de la vida, al menos eso era, de todos los señores crepusculares, es el único que ha muerto, ya que el noveno lo puso como ejemplo para los demás señores crepusculares de que el no respetar su voluntad significaría su extermino. De todos los 9 señores, este es el único puesto que está libre y no se sabe quién continuara su legado, por eso la mayoría de las criaturas inteligentes de forma vegetal están erráticas y se pelean constantemente para mostrarles a los señores crepusculares que son dignos de llevar ese poder. La esencia de lo que fue Azotadh permanece en las manos de A ‘rem, quien está encargado de buscar al sucesor de este terror y que ha puesto su mirada en los K’uhm para esta tarea.

El Sexto señor del crepúsculo, Echitna, quien domina por sobre los metales y la tierra, el terror de las maquinas, su apariencia se asemeja al de una araña humanoide, con muchas telas y una corona en forma de engranaje. Al igual que Entropy, su personalidad es benévola, caritativa y ademas creativa, aunque siempre espera algo a cambio como retribución de los demás, sus ejércitos son tan bastos como los de Baldarnes y sus dominios se encuentran en el subsuelo de las tierras del crepúsculo. Sus motivaciones tienen que ver con el conocimiento y con el control absoluto de todo, pues tiene una idea retorcida del orden.

El Séptimo señor del crepúsculo, el que domina en la muerte, el terror de la otra vida, su nombre verdadero es desconocido, pero por quienes le ven le llaman el jinete sin cabeza. Su apariencia es una de las más humanas en las tierras del crepúsculo, vestido con una negra armadura de la cual cuelga una fina capa carmesí y siempre en su mano una gigantesca guadaña oscura, no posee una cabeza pero en cambio tiene una siniestra calabaza de llamas negras y purpuras en el lugar donde debería tener una. Su personalidad es seria y un poco retraída, no interactúa mucho con el mundo a su alrededor y prefiere actuar solo que junto a sus ejércitos, que por cierto son tan numerosos como los de Bael, sus dominios están cerca de las montañas más grandes del crepúsculo y lo motiva la muerte y segar las almas de los muertos de esta tierra.

El octavo señor del crepúsculo, quien domina por sobre lo onírico, el terror de las pesadillas, A ‘rem es uno de los señores crepusculares más extraños en comparación a los demás, su forma se asemeja a la de un K’uhm de corto cabello negro del cual sobresale una fina trenza, ojos crepusculares y unas enormes alas negras. Junto con el noveno señor, es el más fuerte de todos los señores crepusculares. Su personalidad es difícil de describir, a veces es cómo alguien de buenas intenciones, solidario, justo y benévolo, en otras como un tirano, un déspota o un egoísta. Sea cual sea su verdadera naturaleza es claro que disfruta jugando con estas dos personalidades, fue el quien ayudo a los humanos que cruzaron la puerta del crepúsculo a cerrarla y posteriormente los protegió para que se pudieran asentar en estas tierras siendo así su principal benefactor, lo motiva la protección,lo desconocido y la aventura.

El noveno señor del crepúsculo, quien domina por sobre el ciclo eterno del tiempo, el terror de la eternidad, Noct es el más fuerte de los nueve y el verdadero señor del crepúsculo, todos conocen su nombre y tiemblan al escucharlo, es el único que no posee ejércitos ya que sus esbirros son los demás señores crepusculares a excepción del séptimo señor crepuscular y a veces del octavo con el que frecuentemente discute algunos temas, sus dominios son la gran montaña al sur de las tierras del crepúsculo y la eterna luna menguante plateada que brilla por sobre todas las estrellas del cielo crepuscular. Su personalidad no es conocida por los habitantes humanoides de estas tierras, pues Noct solo se aparece ante los demás señores crepusculares y ante el guardián del crepúsculo, por esto mismo es común escuchar diversos rumores de gente que escucho hablar a sus maestros sobre Noct, describiéndolo como un ser tirano, déspota y de una voluntad incuestionable o describiéndolo como un benévolo, piadoso y inepto líder en otros casos.

Aunque no sea un señor crepuscular su poder y presencia es igual de relevante, quien protege la puerta del crepúsculo y sus alrededores, el dragón crepuscular, el guardián Ultraviox, una criatura también única y tan antigua como Noct y la puerta. De aspecto como el de una serpiente gigante con alas de murciélago en las cuales pose sus imponentes garras, una larga boca con dientes puntiagudos y 3 ojos pequeños por los dos lados, además de cuernos que sobresalen donde comúnmente en otras criaturas tendrían su nariz, dos pequeños cuernos en su mentón y un cristal hexagonal como los del k’hum entre sus ojos, después del cristal dos cuernos forman una espiral y la misma forma pero más pequeña se encuentra en su cola, su espalda esta revestida con las mismas placas que los bloodmare y su piel escamosa es purpura y roja, no es hostil en la mayoría del tiempo, cada vez que algún ejército del crepúsculo domina el sector que rodea la puerta el solo observa y se preocupa que esta no resulte dañada por los conflictos de mediana y gran escala que suceden en este constante campo de batalla, su personalidad por lo tanto es neutra y solo se vuelve caótica cuando la situación se pone grave o cuando Noct le ordena algo. Por lo general sobrevuela alrededor de la puerta, pero también se le puede ver recorrer las tierras del crepúsculo con las bandadas de criaturas que van de algún lugar a otro.

darkcris

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 11/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.